miércoles, 21 de abril de 2010

Batiburrillo

Le tomé el pulso a lo verde durante los días de descanso de Semana Santa. A veces lo que tenemos más cerca resulta ser lo más bello… No dejo de sorprenderme mirando mi tierra. Sin retoques digitales: la lluvia nos ha dado disgustos, pero también un respiro y todo brilla (verde que te quiero verde) como hacía tiempo que no lo hacía en este rinconcito del mundo.


También he tenido tiempo para estar con la familia y para terminar proyectitos “crocheteros”. Por fin a Hodei lo custodiarán las libelulitas revoltosas.

Y para leer, deleitarme e inspirarme, os hablo de Soledades (con textos de Neus Moscada e ilustrada por Chiara Fatti). Con ojos de niña narran las maravillas que podemos descubrir cuando estamos solitos. Las imágenes evocadoras y dulces destacan gracias al tratamiento excepcional del color en contraste con el blanco y negro.


Una afición desempolvada estas vacaciones ha sido la de fotografiar en analógico: la magia de dar al clic sin saber el resultado, la espera, los chascos y gratas sorpresas tras el revelado, los instantes que ya no se recuperarán (salvo en nuestra memoria)… mil detalles que nos han trasladado a la infancia y que han despertado en nosotros nuevas ganas de crear. La cámara es esta pequeña Diana que parece de juguete. Hay todo un movimiento de creadores en torno a estas deliciosas máquinas. Investiga y verás cómo se te despierta el gusanillo.


Bueno, no todo va a ser recreación: en mi trabajo he iniciado un miniproyecto (y le pongo lo del mini por que las cosas de palacio van despacio y prefiero ser cauta antes de darme el batacazo) que llevo tiempo barruntando: un pequeño huerto escolar. Mientras la logística, la economía y los astros se ponen de mi lado y me ayudan yo ya me he puesto manos a la obra y hemos plantado semillas de calabaza en un rincón del patio del cole. El proceso en el que nos hemos embarcado nos tiene a todos ilusionadísimos: abrimos la calabaza, la dibujamos, la cocinamos (y comimos, ummmmmmm) y esperamos ansiosos ver a sus hijitos germinar. Claro que la paciencia no es una característica propia de los niños y niñas de 4 años ni de esta, su maestra.


Por fin las novedades de Bárbara Fiore. Estoy como loca por lo último de Jimmy Liao (no perderos este corto impresionante, ya os daré más referencias de este autor en otra ocasión, merece un apartado para él solito).


En fin, ¿pago el alquiler este mes o me voy con mis libritos bajo un puente? En el próximo post os contaré qué camino elegí.

Abracitos.

3 comentarios:

Mónica dijo...

Buenos dias, estaba buscando imágenes de Suzy Lee y he llegado a tu blog, me alegra conocerlo, ¿me puedes decir a qué libro pertenece esta ilustración de Liao?. Te dejo una sugerencia "Desencuentros" . Gracias por alegrarme esta mañana. Saludos

carmen dijo...

Bienvenida, Mónica. La ilustración pertenece al libro "Esconderse en un rincón del mundo" y acaba de ser publicado por Bárbara Fiore. Es una maravilla, te lo recomiendo!!!. Ya conocía "Desencuentros", es de mis libros ilustrados favoritos (además, la historia está basada en un poema de una de mis poetas más queridas y admiradas, Wislava Zimborska). Me he dado un paseito por tu blog y me han encantado tus lindos trabajos: dibujar es mi sueño frustrado... Un abrazo!!

Mónica dijo...

¡Buenos dias, Carmen! encantada de recibirte en mi blog, muchisimas gracias por la respuesta sobre el libro, lo buscaré la próxima semana en la feria del libro (en mi ciudad comienza este viernes) Un abrazo y gracias de nuevo por tu amabilidad.